La epigrafía romana

En 1896 se establecía el museo permanente de la Sociedad Arqueológica de Pontevedra, benemérita institución creada dos años antes para “…el estudio de las Ciencias arqueológicas, la adquisición y conservación de todos los objetos de algún mérito, y el fomento de esta clase de estudios”. De esta forma se iniciaba el acopio sistemático de inscripciones romanas que condujo a la reunión de una colección que sería la base fundamental de la sección de epigrafía romana del Museo, integrada hoy por medio centenar de inscripciones votivas y una treintena de funerarias que aportan valiosa información sobre la organización social e intelectual de la población galaico-romana en esta región de la antigua Callaecia. Entre las votivas destacan conjuntos tan sorprendentes como los del castro del Monte do Facho, consagradas a una divinidad indígena de extraño nombre - Larius Breus con variantes-, los dos ejemplares consagrados a Vestius Aloniecus descubiertos en Lourizán, la pila monolítica de Mougás o el fragmento de inscripción monumental de Santa Eufemia. En cuanto a la treintena de inscripciones funerarias, muestran la presencia de una onomástica predominantemente latina -Faustinus, Fronto, Iunius, Lentinus, Lucius, Marcella, Placidus, Quintus, Rufinus, Rufus, Seneca, Severus, Titus, Vitalis…-, griega -Cresopes- o indígena -Pusinca, Colupata…-. Por último, un grupo de estelas antropomorfas -alguna, anepígrafe- podrían revelar la transición al Cristianismo.

03010001.02.jpg
Ara a Diana
Período Galaico-romano. s.II-III
Granito
Diputación de Pontevedra Museo de Pontevedra