Un busto de Manuel Quiroga Losada

Actualizado 13/07/2011 12:07

museo de pontevedra

El 21 de julio de 1911 regresa triunfalmente a Pontevedra Manuel Quiroga Losada que acaba de alcanzar, con tan solo diecinueve años y en dura competición con otros cuarenta y tres aspirantes, el primer premio de violín del Conservatorio Nacional de Música de París. Además de este prestigioso galardón, que le fue entregado el 13 de julio y que lo convierte en el segundo español en lograrlo después de Pablo Sarasate, el jovencísimo Quiroga había obtenido también los premios Sarasate, Jules Garcin y Monnot, lo que motivó un multitudinario y sonado recibimiento en su ciudad natal. Así se iniciaba el definitivo despegue de la carrera de la que sería una de las personalidades más destacadas de la música española del siglo XX sobre la que el Museo de Pontevedra prepara, para los próximos meses, una ambiciosa exposición conmemorativa coincidiendo con el cincuenta aniversario de su fallecimiento.

Solo unos días después de su sonada llegada a Pontevedra el popular Manolo Quiroga posa para el escultor pontevedrés Fernando Campo Sobrino (1886-1956), gran amigo de su hermano Carlos, y que, como él mismo, había sido pensionado por la Diputación Provincial de Pontevedra para realizar sus estudios artísticos en Madrid. Fernando Campo, que residía en la capital desde 1905, se encontraba pasando sus habituales vacaciones veraniegas en Pontevedra, este año trágicamente especiales, pues acababa de sufrir en mayo la dolorosa pérdida de su hermano pequeño, Enrique, el precoz y malogrado artista del que hace unos días publicábamos la reseña del centenario de su fallecimiento, quien, a su vez, había sido uno de los grandes amigos de infancia de Quiroga.

Fernando Campo -que a estas alturas ya había obtenido sendas menciones honoríficas en las Exposiciones Nacionales de 1906 y 1908, y con Sed, una Tercera Medalla en la edición de 1910- trabajará en el retrato de Manuel Quiroga a lo largo del mes de agosto de 1911, una obra que, ya terminada el día 20, fue muy alabada por la prensa local. Se trata de un busto -cuyo vaciado en escayola con pátina de bronce se conserva en el Museo de Pontevedra procedente de la generosa donación efectuada en 1972 por Emilio Quiroga Losada, su hermano, Patrono de la Institución- en el que Campo, haciendo gala de sus innegables dotes para el retrato, plasma con total fidelidad los rasgos físicos del modelo, presentándolo con una larga y sedosa melena a lo Beethoven y cierta afectación romántica, profundizando en la expresión de su intensa mirada de genio.

BIBLIOGRAFÍA:

Otero Urtaza, F. “Apuntes para una biografía musical” en Manuel Quiroga Losada (1892-1961). Pontevedra, Deputación Provincial de Pontevedra, 1992 pág. 22.

Tilve Jar, Mª A., “O escultor Fernando Campo Sobrino” en Fernando Campo Sobrino (1886-1956), Pontevedra, Museo de Pontevedra, 2002, pp. 51-52.



Mª Ángeles Tilve Jar Conservadora

Diputación de Pontevedra Museo de Pontevedra