Joven con antifaz, de Raimundo de Madrazo, en el Musée des Beaux-Arts de Reims (Francia)

Actualizado 12/12/2012 08:31

museo de pontevedra

El Musée des Beaux-Arts de Reims exhibe, del 14 de diciembre de 2012 al 26 de mayo de 2013, la exposición titulada Les Arts de l’effervescence. Champagne! Se trata de una importante muestra, realizada en colaboración con el Musée d’Orsay de París, comisariada por Alice Thomine-Berrada, David Liot y Catherine Delot, que ha sido reconocida de interés nacional por el Ministerio de Cultura y de la Comunicación, la Dirección General del Patrimonio y los Servicios de los Museos de Francia.

En Reims, ciudad en torno a la cual se concentra la mayor parte de la industria del champagne en Francia, la exposición, que desarrolla el amplio período cronológico que abarca desde la aparición del vino de Champagne, a finales del siglo XVII, hasta el siglo XX, tiene como objetivo mostrar la dimensión mítica del champaña, como hecho cultural excepcional, a través de obras de técnicas diversas, tales como pinturas, dibujos, grabados, carteles, esculturas, maquetas, dibujos de arquitectura, objetos de artes decorativas, y su evocación en otras artes como la música y el cine.

En el conjunto de la muestra tienen una presencia muy destacada los testimonios artísticos de la segunda mitad del siglo XIX, período a la que pertenece la sugestiva obra cedida por el Museo de Pontevedra, Joven con antifaz, un óleo sobre tabla firmado por el pintor Raimundo de Madrazo hacia 1880, perteneciente a la antigua colección de D. José Fernández López y actualmente propiedad del Museo.

Hijo y discípulo del famoso retratista Federico de Madrazo, cuñado de Mariano Fortuny y nieto de José de Madrazo, Raimundo de Madrazo y Garreta (1841-1920), nacido en Roma, tras iniciarse con su padre comenzó sus estudios oficiales en Madrid, en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando. Se establece en París en 1862, en donde fue discípulo del pintor León Coignet, de la Escuela de Bellas Artes y de la Escuela Imperial de Dibujo. Allí residió gran parte de su vida, siendo una de las figuras más destacadas de la escuela de pintores españoles en París y obtuvo la primera medalla en la Exposición Universal de 1889 y el nombramiento de oficial de la Legión de Honor. Los temas de su obra son fundamentalmente retratos, así como escenas de costumbres, siempre alegres y optimistas. Su realismo minucioso y elegante y el refinamiento en las calidades decorativas de su pintura constituyen la clave de su éxito entre la clientela burguesa de su tiempo.

Ejemplo característico de su estilo es Joven con antifaz, obra de sutil y estudiada gama cromática, en la que Madrazo muestra un retrato de perfil de su amante y modelo preferida, Aline Masson, en un baile de disfraces, bebiendo una copa de champagne.





Comparte
Diputación de Pontevedra Museo de Pontevedra