Retrato de un marqués. José Riestra López, Primer Marqués de Riestra

Actualizado 23/06/2016 00:00

museo de pontevedra

José Riestra no sólo fue el promotor de la Sociedad de Alumbrado Eléctrico de Pontevedra, sino que materializó otras muchas empresas. Una de ellas la Fábrica de cerámica La Caeyra, que comenzó su actividad en 1895, y cuya producción fundamental consistió en la fabricación de ladrillos y tejas.

También participó en la construcción del tranvía a vapor que unió Pontevedra con Marín, aunque su labor más complicada fue lo de la construcción del complejo termas de A Toxa. Riestra luchó en la creación porque este compitiera con los principales centros existentes en otros lugares de la provincia como Mondariz o Caldas de Reis, dos grandes referentes termales en esa época.

Al mismo tiempo José Riestra participó activamente en la vida política del momento y fue diputado en Cortes por el distrito de A Estrada, y más tarde pasó a formar parte del Senado.

Importante fue también su labor filantrópica, entre lo que destaca la utilización de su palacio de A Caeira como hospital para tratar a los heridos de la guerra de Cuba. Hechos como este lo hicieron merecedor de numerosos reconocimientos y distinciones entre los que destaca su nombramiento como Marqués de Riestra, otorgado por Real Decreto de 4 de febrero de 1893. También recibió la Cruz y Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco, la Gran Placa de la Cruz Roja, y la consideración de Bienhechor de la Provincia que le brindó la Diputación de Pontevedra. Esta institución le encargó al pintor pontevedrés Benigno López Sanmartín un retrato de esta figura para instalarlo en el salón de plenos.

Este óleo, en el que José Riestra posa de pie en posición de tres cuartos, vestido con un frac negro con camisa y corbata de lazo blancas y luciendo diversas condecoraciones, se exhibe actualmente en el Sexto Edificio.

En este artículo se presenta la figura del I Marqués de Riestra, su labor filantrópica y empresarial y también se analiza el retrato en el que López Sanmartín lo inmortalizó.

Ver artículo completo en PDF

Diputación de Pontevedra Museo de Pontevedra